La voz y el voto de la juventud en Europa, más valiosos que nunca

8.000 jóvenes procedentes de toda la Unión Europea y otras partes del mundo han acudido al European Youth Event 2018. Se trata del mayor encuentro de personas que se encuentran entre los 18 y los 30 años que organiza cada año el Parlamento Europeo en su sede de Estrasburgo. ¿El objetivo? Conocer las inquietudes y las necesidades del #FuturodeEuropa de primera mano.

 

La Unión Europea, el mayor proyecto de paz del mundo, corre el riesgo de desvanecerse. El auge de los populismos, la desafección ciudadana, la falta de respeto al Estado de Derecho en países como Hungría o Polonia, la crisis económica, la de los refugiados, o el ‘Brexit’, han generado una falta de fe en el proyecto de integración europea que preocupa, y mucho, a la Eurocámara. Ésta es la única institución de representación directa de la población europea y el próximo año, en 2019, las urnas decidirán el futuro del único continente del mundo en el que no existe la pena de muerte, como recordaba en su discurso de inauguración del EYE2018, Antonio Tajani, presidente del Parlamento Europeo, speech que finalizó con la interpretación del tema de Michael Jackson 'what about us' a capella.

Nuestra compañera Clara Fajardo, en representación de Radius (la radio de la Universidad de Sevilla), ha acudido como miembro de la Asociación de Radios Universitarias de España (ARU), junto a Susana Niñoles, de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante). Hemos tenido el honor de participar en esta gran efeméride comprobando que la salvación de la UE podría encontrarse en las nuevas generaciones de europeos.

 

El pánico a un hemiciclo euroescéptico

Según Barbara Quílez, miembro del equipo de redes sociales del Parlamento Europeo, el 70 por ciento de los jóvenes que se encuentran entre los 14 y los 25 años se informa en la era del 2.0, pero no siempre esa actividad on line se traduce en voto. En los comicios de 2014, apenas el 42% de los ‘alevines’ europeos ejerció su derecho de voto, esto significa que, a pesar de esa baja participación, la Eurocámara se conformó. “El mensaje es que vayáis a votar, si no, otros lo harán por vosotros”, sostiene Quílez.

 

Cadena de favores

La estrategia de comunicación será la lógica de una caja de resonancia. A través de la web thistimeimvoting.eu, la intención es que nos convirtamos prescriptores de una red de redes y consigamos que las redes sociales sean una verdadera herramienta democrática. A cambio, como subrayaba el vicepresidente del Parlamento Europeo en su discurso de clausura, Ramón Luis Valcárcel “os hemos convocado para escuchar vuestras ideas, vuestros sueños y deseos. Estamos para serviros”. 

 

La dignidad laboral, la petición más frecuente

Y así fue. Los asistentes al #EYE2018 tomaron la palabra. El turno de preguntas en los discursos de inauguración y de clausura fue dinámico, fresco y espontáneo. No existieron las cuestiones pactadas, sino que cada cual expresó lo que sentía. Las ideas que más se transmitieron de jóvenes a miembros del PE giraron en torno a una mayor dotación para el programa Erasmus Plus, dignidad laboral, trabajo, seguridad, la eliminación de prácticas y becas sin remuneración y combatir las fake news. 

Nos reunimos con la defensora del pueblo europeo, Emily O’Reilly, quien, en esta misma línea insistió en que tenemos un poder enorme en 2019 para definir nuestro futuro, el de Europa haciendo hincapié en que esta empresa es nuestra. Más del 70 por ciento de los jóvenes británicos optaron por la opción del ‘Remain’, “no dejéis que decidan por vosotros”, concluye.

Si tuviésemos que quedarnos con un concepto, con un sentimiento…el de libertad. Ese que damos por sentado y que es el producto de 70 años de esfuerzo extraordinario en Europa. Es la primera palabra que le viene in mente a Lamiya Haji Bashar, premio Sájarov 2016 por su defensa de los valores democráticos y la libertad de conciencia tras escapar de las garras del Estado Islámico. Estamos ante el ahora o nunca de la Unión Europea. Os seguiremos informando en nuestro programa ‘Europeandus’ en Radius. Mientras, seguirá sonando 'what about us...'